Cuentas corrientes de ING Direct

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Dentro de la oferta de cuentas corrientes de ING Direct el cliente bancario puede encontrar dos productos: uno vinculado a la domiciliación del salario (la Cuenta Nómina de ING Direct) y otro que no necesita que se ingrese un sueldo cada mes para su contratación (la Cuenta Sin Nómina de ING Direct).

Más allá de sus características específicas de cada una de estas cuentas corrientes de ING Direct, ambas destacan por tener ciertos atributos en común: en primer lugar, son depósitos a la vista, lo que significa que permiten que el usuario tenga siempre disponible su dinero y pueda utilizar cuando quiera sin tener que abonar ninguna penalización. En segundo lugar, se trata de productos con los que el consumidor puede realizar operaciones básicas (gestionar pagos y cobros, disponer de tarjetas, realizar transferencias, etc) y que sirven de soporte para otras ofertas de la entidad, como la Hipoteca Naranja de ING Direct.

Características de las cuentas corrientes de ING Direct

La Cuenta Nómina de ING Direct recompensa a los consumidores que domicilien su salario en la entidad con ciertas ventajas: por ejemplo, no se cobran comisiones por mantenimiento ni por ingreso de cheques; las tarjetas de crédito y débito son gratuitas (sin comisión de emisión ni renovación); no hay que pagar por las transferencias; y se puede sacar gratis en más de 44.000 cajeros de todo el país.

Además, al contratar una de estas cuentas corrientes de ING Direct, el consumidor no tendrá que cumplir algunas de las condiciones habituales que suelen imponer este tipo de productos, como el compromiso de permanencia, la obligación de tener una nómina mínima, de domiciliar recibos o de realizar un gasto determinado con tarjeta.

Por su parte, la Cuenta Sin Nómina de ING Direct tiene un funcionamiento similar: quienes dispongan de una de estas cuentas corrientes de ING Direct no tendrán que pagar gastos habituales (mantenimiento, administración, tarjetas de débito y crédito, transferencias, etc.) y solo tendrán que cumplir con una condición para acceder a su contratación: realizar ingresos mínimos de 600 euros al mes que procedan de otras entidades o mantener un saldo mínimo de 2.000 euros.

Ofertas de Cuentas corrientes

  • Ing
    Cuenta Sin Nómina
    Cuentas corrientes
    T.A.E. 0,00 %
    Ingresos Mín. 600,00 €
    Comisiones No