Cuentas corrientes de Caja Vital Kutxa

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

La Cuenta Net es el producto principal sobre el que se articula el catálogo de cuentas corrientes de Caja Vital Kutxa, aunque no es el único. La entidad también dispone de otros productos más específicos, como la Cuenta Gaztedi, pensada para los más pequeños de la casa. Sin embargo, la Cuenta Net es el producto genérico más destacado en lo que a cuentas corrientes de Caja Vital Kutxa se refiere.

Como ocurre con cualquier otra oferta de esta categoría, la Cuenta Net es un depósito a la vista que permite disponer del dinero en cualquier momento (por supuesto, sin abonar una penalización) y que posibilita que el cliente pueda realizar una operativa básica a nivel financiero. Ahora bien, tiene un elemento que lo distingue de otras ofertas de Caja Vital Kutxa: su contratación debe realizarse por Internet.

La finalidad de este tipo de cuentas corrientes de Caja Vital Kutxa es que el consumidor pueda administrar su dinero de una forma cómoda y sencilla lo que implica la posibilidad de poder realizar ingresos, pagos, domiciliaciones y transferencias, entre otros.

Requisitos para contratar cuentas corrientes en Caja Vital Kutxa

Para poder contratar esta clase cuentas corrientes de Caja Vital Kutxa, la entidad únicamente requiere que el consumidor sea una persona física o jurídica con capacidad para contratar. Su comisión de mantenimiento es de 9,5 euros, que subiría hasta 20 euros en caso de que la cuenta permanezca inactiva. Ahora bien, en caso de cumplir con una serie de requisitos, el banco realizará una bonificación del 100% en este gasto asociado. Esas exigencias pasan por:

• Disponer del contrato de banca online y de correspondencia electrónica en vigor

• Domiciliar en la cuenta la nómina, pensión o recibo de autónomos todos los meses mientras la cuenta se mantenga abierta. En el caso de los trabajadores por cuenta propia, la entidad también exige que dispongan de un saldo medio, como mínimo, de 2.000 euros

• Que el número de operaciones que se realicen en ventanilla, para ciertos trámites, sea inferiores a tres al semestre.