Cuentas corrientes de Bilbao Bizkaia Kutxa

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

El catálogo de cuentas corrientes de BBK está integrado por una única oferta: la Cuenta Net, un depósito a la vista que se contrata a través de Internet, que permite que el consumidor tenga disponible su dinero en cualquier momento, sin tener que abonar una penalización por retirarlo, como sucedería, por ejemplo, con un depósito a plazo.

Gracias a sus cuentas corrientes, BBK posibilita que el consumidor pueda gestionar su dinero de una forma cómoda y en cualquier momento y lugar, de forma que operativa habitual como las transferencias o consultas de saldo no tenga que realizarse necesariamente en cajeros o sucursales, sino que puedan efectuarse a golpe de clic.

¿Qué comisiones tienen las cuentas corrientes de BBK?

Con respecto a los costes de este tipo de cuentas corrientes de BBK, la entidad exime del pago de los principales cargos a aquellos clientes que cumplan determinados requisitos. En concreto, bonifica el 100% de las cuotas de mantenimiento en aquellos productos que se mantengan “activos”, lo que implica que:

• Se contrate el servicio de banca online y se mantenga la correspondencia electrónica • Se ingrese una nómina, pensión o recibo de autónomos cada mes. En el caso de los trabajadores por cuenta propia, se añade una exigencia más: que el saldo medio sea igual o superior a 2.000 euros • No se realicen más de tres operaciones al semestre en la oficinas de BBK, de la siguiente lista: ingresos en efectivo inferiores a 200 euros; reintegros en metálico inferiores a 1.200 euros; cobro y pagos de impuestos y recibos; y traspasos y transferencias por valor inferior a 6.000 euros.

En caso de no cumplir con estos requisitos impuestos por este tipo de cuentas corrientes de BBK, el consumidor tendrá que abonar una comisión de 9,5 euros al semestre para las cuentas activas y de 20 euros para las que permanezcan inactivas.

Además de las cuentas corrientes de BBK, la entidad dispone de otras cuentas bancarias, como la Cuenta de Ahorro, la Cuenta Gaztedi o la Cuenta Vivienda.