Cuentas corrientes de Bankoa

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Las cuentas corrientes de Bankoa, más allá de funcionar como depósitos a la vista tradicionales, ofrecen un extra a los clientes que las contraten: una cierta remuneración, siempre que se mantenga un determinado saldo o que se cumpla con una serie de requisitos.

Más allá de esta retribución, las cuentas corrientes de Bankoa disponen de otras ventajas:

Total disponibilidad del dinero: es decir, el consumidor puede retirar el dinero siempre que quiera, sin tener que abonar ninguna penalización • Tarjetas asociadas: quienes contraten una de las cuentas corrientes de Bankoa podrán sacar dinero de más de 50.000 cajeros de las tres redes de dispensadores que hay en España (ServiRed, Red 6000 y 4B) y en los más de 700.000 cajeros de Visa de todo el mundo. Además, estos plásticos permiten hacer compras en casi 20 millones de establecimientos de todo el país. • Financiación en condiciones preferentes: los clientes con cuentas corrientes de Bankoa también tendrán acceso a productos de financiación (préstamos, créditos, tarjetas, etc) con unas características más ventajosas que cualquier otro consumidor. • Ayuda telefónica y online: Bankoa pone a disposición de sus clientes un servicio de atención telefónica y otro que funciona por Internet para que el consumidor pueda preguntar todas las cuestiones que desee sobre las cuentas corrientes de Bankoa.

Otras cuentas corrientes de Bankoa

Más allá de las cuentas corrientes de Bankoa, la entidad dispone de otros depósitos a la vista que ofrecen ventajas extra a los consumidores en función de la vinculación que mantengan con la entidad. Se trata de la Cuenta Nómina, la Cuenta Comercio, la Cuenta Profesional, la Cuenta Pensión y la Cuenta Vivienda.

Las cuentas corrientes de Bankoa también sirven para dar soporte a los productos de ahorro e inversión que comercializa la entidad. Por ejemplo, los fondos de inversión o los depósitos a plazo fijo. En todos estos casos, para poder cobrar los intereses generados, el consumidor tendrá que disponer de una cuenta corriente en la entidad.