Las mejores cuentas nómina (marzo 2017)

02 de marzo de 2017
Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente
  • La Cuenta Nómina de Bankinter sigue en lo más alto de nuestro ‘top 10’ de mejores cuentas nómina gracias a su elevado interés (5% el primer año) y a su política de cero comisiones
  • La Cuenta 123 del Santander pierde parte de su atractivo al duplicarse sus comisiones, que pasan de 3 a 6 euros al mes
  • Los bancos siguen reduciendo el interés de sus cuentas nómina remuneradas: el último en hacerlo ha sido EVO Banco, que ha reducido el interés de la Cuenta Inteligente del 0,5% al 0,3%
  • Los regalos siguen siendo el gancho de muchas entidades para captar nuevos clientes con nómina pero ¿realmente merecen la pena?

Las ofertas de Bankinter, Banco Popular y Cajamar lideran nuestro ‘ranking’ de mejores cuentas nómina gracias a su combinación de alta rentabilidad y ausencia de comisiones.

Marzo comienza con algunas novedades en el mercado de cuentas nómina, que sigue liderado por tres ofertas que combinan alta remuneración y cero comisiones: la Cuenta Nómina de Bankinter, la Cuenta Nómina de Banco Popular (vinculada al Depósito Nómina Gasol) y la Cuenta 360 de Cajamar.

En las últimas semanas, dos entidades han realizado cambios a sus ofertas estrella:

  • Banco Santander ha duplicado las comisiones de su Cuenta 123, cuyo coste pasa de 3 a 6 euros al mes, tal y como verás en este análisis.
  • EVO Banco ha recortado el interés de la Cuenta Inteligente, que pasa del 0,5% al 0,3%

Para ayudarte a elegir entre las mejores cuentas nómina del mercado, en Kelisto hemos elaborado –como cada mes- un ranking con los productos más atractivos en base a varios criterios objetivos: la ausencia de comisiones, la remuneración, la devolución de recibos, la vinculación exigida y los regalos.

Las mejores cuentas nómina de marzo 2017

Fuente: Kelisto con información de las entidades bancarias. Datos vigentes a 1 de marzo de 2017. Para elaborar este ‘top 10’ solo se tienen en cuenta las ofertas de las entidades con oficinas en más de la mitad de las comunidades autónomas (salvo que permitan contratación online) y no se tienen en cuenta los descuentos/promociones puntuales ofertados. Los criterios para ordenar las ofertas son: 1º Ausencia de comisiones; 2º Rentabilidad (TIN) y tiempo durante el que se aplica; 3º Devolución de recibos (cuanto mayores sean, más arriba en el ‘ranking’); 4º Vinculación mediante contratación de otros productos (si esa vinculación supone un gasto, se penaliza la posición de la oferta); 5º Regalos (siempre que sean regalos materiales); 6º Nómina mínima exigida.

 Bankinter continúa en lo más alto  del ‘ranking’ de mejores cuentas nómina

El primer puesto de nuestro top 10 de mejores cuentas nómina vuelve a ser para Bankinter. Su cuenta nómina sigue sin encontrar rival gracias a sus dos principales ventajas: no cobra comisiones y ofrece una alta remuneración.

En concreto, la Cuenta Nómina de Bankinter ofrece un interés del 5% TAE durante el primer año y del 2% durante el segundo, aunque solo para los saldos que no superen los 5.000 euros. Además, no cobra comisión de mantenimiento ni administración, no cobra por realizar transferencias, ofrece tarjetas de débito y crédito gratuitas y obsequia a sus clientes con un seguro de accidentes por valor de 6.000 euros.

Eso sí, para lograr todas estas ventajas, el consumidor tendrá que:

  • Domiciliar una nómina mínima de 1.000 euros al mes
  • Domiciliar un recibo del hogar al mes, o tres al trimestre
  • Realizar una compra al mes con tarjeta
  • Respetar una permanencia de dos años

Más comisiones por la Cuenta 123 del Santander

El pasado 13 de febrero, Banco Santander  modificó las condiciones de la Cuenta 123 y duplicó las comisiones que el consumidor debe pagar para disfrutar de sus ventajas. Hasta ahora, quienes quisieran contratar este producto tenían que cumplir con varias exigencias: domiciliar una nómina o ingresos regulares, tener tres recibos domiciliados y usar las tarjetas de débito y/o crédito, al menos seis veces al trimestre, tanto para  compras como para extracción en cajeros.

Tal y como te contamos en Kelisto, con el cambio de condiciones, al menos, uno de los seis movimientos con tarjeta deberán efectuarse con la de crédito. Además, esa operación tendrá que ser un pago, bien sea en comercios o en forma de traspaso a la cuenta bancaria.

Esta nueva condición coincide con un cambio en el funcionamiento de las tarjetas de la entidad. Hasta ahora, los plásticos de crédito o débito del Santander podían contratarse por separado: la de débito era gratuita y, la de crédito, no tenía coste durante los primeros 12 meses con la Cuenta 123. Sin embargo, con el cambio de condiciones, las tarjetas deben contratarse como parte de un pack de tres productos, que tiene un coste de tres euros y que está compuesto por la Tarjeta Débito Oro 123, la Tarjeta Mundo 123 y la Tarjeta Mi Otra 123. En la práctica, este cambio supone duplicar el coste de la Cuenta 123, ya que al nuevo coste de las tarjetas habrá que sumar los 3 euros que ya se pagaban hasta ahora en concepto de mantenimiento.

A tener en cuenta: los regalos de los bancos, un reclamo con mucha letra pequeña

Los regalos tecnológicos siguen siendo el gancho que algunos bancos utilizan para captar nuevos clientes con nómina. Como verás en este análisis, entidades como Caixabank, Abanca o Banco Popular son algunas de las entidades que apuesta por este tipo de obsequios para premiar a usuarios que domicilien su salario y que cumplan con una lista de requisitos que es importante analizar para saber si una oferta merece realmente la pena. 

Entre las cuestiones que deberás tener en cuenta antes de contratar una de estas promociones figuran:

1. Los ingresos mínimos exigidos: la mayoría de las promociones que ofrecen regalos suelen exigir la domiciliación de una nómina o unos ingresos regulares. Recuerda que, normalmente, cuanto mejor sea el regalo, más alto será el salario que la entidad te pida a cambio.

2. La permanencia: en la mayoría de los casos, conseguir un regalo estará sujeto a un período de permanencia mínimo que va de los 12 a los 36 meses. En ocasiones, el banco exige que durante ese período se cumplan todas las condiciones de la promoción y, otras veces, simplemente requieren que el consumidor sea cliente de la entidad, bien sea con esa oferta o con cualquier otra.

3. Los impuestos: a ojos de Hacienda, los regalos de los bancos son rendimientos del capital mobiliario, lo que obliga a pagar impuestos, salvo que la entidad que ofrece la promoción quiera asumir ese coste. Para calcular cuánto tendrás que pagar, pide un certificado de retenciones al banco, donde constará el valor del obsequio. Como lo normal es que no alcance los 6.000 euros, tendrías que abonar un 19% al Fisco, pero si fuera superior, el porcentaje subiría hasta el 21% (entre 6.000,01 euros y 50.000 euros) o el 23% (más de 50.000 euros).

4. Las exigencias para esquivar las comisiones: en algunas ofertas, los bancos solo explican lo que debes hacer para conseguir el regalo correspondiente, pero no detallan si esos requisitos también eximen del pago de comisiones. Es esencial que preguntes a la entidad qué exigencias extra podrías tener para no llevarte una sorpresa una vez contratada la promoción.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 250 euros cambiando tu cuenta corriente con Kelisto