Cinco cosas que debes saber sobre las cuentas para jóvenes

Shutterstock 242720167

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Cta saving arrow cuentas
Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente
  • Nómina
  • Remuneradas
  • Corrientes
Compara ahora
Finanzas

Las cuentas para jóvenes están destinadas a un público de entre 18 y 30 años y, además de ofrecer atractivas políticas de comisiones, también disponen de ventajas extra, como descuentos especiales o tarjetas para sacar gratis en cualquier cajero de la Unión Europea.

La mayoría de los grandes bancos españoles dispone de productos para que sus clientes de entre 18 y 30 años puedan gestionar sus ahorros disfrutando de algunas ventajas. Se trata de las cuentas para jóvenes, es decir, depósitos a la vista que ofrecen ciertos beneficios y, por lo general, una atractiva política de comisiones.

1. ¿Qué son las cuentas para jóvenes?

Las cuentas para jóvenes no son más que cuentas corrientes dirigidas a un público específico. Por tanto, son depósitos a la vista, de los que se puede extraer el dinero siempre que el cliente lo necesite (normalmente, mediante una tarjeta de débito) y que ofrecen unas condiciones especiales a un público de una edad que suele estar comprendida entre los 14 y los 30 años, aunque con importantes diferencias en función del banco que los comercialice.

2. ¿Cuáles son sus ventajas más habituales?

Como punto de partida, la mayoría de las cuentas para jóvenes eximen a los clientes del pago de las comisiones más habituales. Es decir, no cobran nada por conceptos como el mantenimiento, la administración y las transferencias nacionales. Además, en algunos casos, este tipo de productos ofrecen una tarjeta de débito gratuita para que el usuario pueda disponer de su dinero a través de cajeros.

Ahora bien, es necesario leer la letra pequeña de las cuentas para jóvenes ya que su política de comisiones puede variar a lo largo de los años. En ocasiones, la gratuidad de los gastos se mantiene durante un período determinado y, a partir de cierta edad, la entidad exige que el cliente domicilie una nómina para poder seguir disfrutando de estas ventajas.

Además de las comisiones gratuitas, las cuentas para jóvenes incluyen otro tipo de beneficios, que suelen variar notablemente entre unos bancos y otros. Por ejemplo, hay entidades que ofrecen descuentos en determinados sectores, como ocio, viajes y restauración. Otras ofrecen tarjetas de débito con las que se puede sacar en cualquier cajero de España o del resto de la Unión Europea sin pagar comisiones, y en otros casos, se ofrece la devolución de un porcentaje de los recibos que el usuario tenga domiciliados.

3. ¿A qué edad considera un banco que un cliente es joven?

El perfil de cliente al que un banco considera “joven” varía mucho de una entidad a otra. Las cuentas para jóvenes con un rango de edad más amplio abarcan de los 14 a los 30, pero también hay casos en los que el período se limita de los 18 a los 28 años e, incluso, ejemplos en los que solo pueden acceder a estos productos quienes tengan entre 18 y 25 años.

De media, las mayores entidades del país consideran que un usuario es “joven” durante un período de 10,8 años. Sin embargo, hay cuentas en las que el plazo se alarga hasta 16 años, y otras en las que se limita a siete.

4. ¿Cómo sé si las cuentas para jóvenes ofrecen una buena política de comisiones?

Al igual que sucede en cualquier cuenta corriente, hay ciertos aspectos a los que habrá que prestar atención para saber si este tipo de productos ofrecen una política de comisiones atractiva:

  • ¿Qué comisiones son gratuitas?

En primer lugar, hay que analizar qué comisiones no tienen coste. Lo normal es que estas cuentas no cobren por administración, mantenimiento, transferencias y tarjeta de débito. Sin embargo, hay algunas que limitan las transferencias sin coste (establecen un tope de operaciones mensual) o que solo ofrecen la tarjeta de débito gratuita durante un cierto período de  tiempo.

  • ¿Durante cuánto tiempo te eximen del pago?

Librarse de las comisiones es una gran ventaja, pero hay que analizar si esa política se aplica de manera indefinida (hasta que el cliente deje de ser considerado “joven” por el banco) o si, llegada cierta edad, habrá que cumplir unas condiciones extra para poder disfrutar de estas ventajas.

5. No hay que confundirlas con las cuentas para universitarios

Además de las cuentas para jóvenes, en el mercado también hay otros productos diseñados para universitarios, tengan la edad que tengan. En este caso, el requisito que pide la entidad no tiene que ver con la edad sino con el hecho de estar matriculado en una facultad. Este tipo de productos, no solo eliminan las comisiones más habituales, sino que ofrecen otro tipo de beneficios, como el acceso a préstamos para el pago de los estudios en condiciones ventajosas. 

Palabras clave: Guía Cuentas bancarias
Cta saving arrow cuentas
Ahorra hasta 250 euros cambiando tu cuenta corriente con Kelisto
  • Nómina
  • Remuneradas
  • Corrientes
Compara ahora
Finanzas