dinero y amor

Cómo gestionar tus finanzas en pareja

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente

Gestionar correctamente las finanzas en pareja no es una tarea fácil. Con motivo del día de San Valentín, en Kelisto hemos elaborado una guía de consejos prácticos para que te resulte más fácil acertar.

Dinero y amor no siempre son buenos compañeros. A la hora de gestionar el dinero en pareja, hay varias cuestiones que hay que tener en cuenta: primero, prestar atención a aspectos como la elección del régimen económico matrimonial o la conveniencia de hacer la declaración de la Renta juntos o por separado, tal y como te contamos en Kelisto. En segundo lugar, hay que mantener una serie de hábitos que irán cambiando al mismo ritmo que evolucione la relación. En Kelisto hemos resumido las claves más importantes para que, día a día, logres que tus finanzas en pareja sean un éxito.

Gestionar%20la%20econom%c3%ada%20%20en%20pareja%20etapas

MIENTRAS ESTÁS SALIENDO CON TU PAREJA

  • Observa los hábitos financieros de tu pareja: además de analizar las virtudes o defectos de tu compañero/a a nivel personal, es importante que analices cómo se enfrenta a los problemas económicos y cómo gestiona y organiza sus finanzas personales.
  • Habla de tus sueños y objetivos con tu pareja: muchas de las cosas que querrás conseguir en la vida valen dinero y asegúrate de que los objetivos de tu pareja coinciden con los tuyos.

VIVIENDO JUNTOS

  • No te mudes por fases: muchas personas comienzan dejando un cepillo de dientes en casa de su pareja y tardan meses hasta que terminan por irse a vivir definitivamente con él/ella. Esto puede provocar ciertos malentendidos a la hora de saber quién corre con los gastos comunes y a partir de qué momento lo hace.
  • Realizad una correcta planificación financiera: el primer paso para gestionar correctamente vuestros gastos e ingresos es saber si tendréis todo vuestro dinero en una cuenta única o si preferís mantener vuestra independencia y tener una cuenta con la que se pagarán los gastos compartidos. Si optáis por esta segunda opción, es conveniente que esa segunda cuenta tenga tarjetas de débito gratuitas para que también podáis hacer pagos en comercios.
  • Antes de una posible boda: Si estáis pensando en boda, además de planificar los gastos con tiempo, comparar precios y recortar gastos superfluos, no os olvidéis de elegir el régimen económico matrimonial que más os conviene en función de vuestra situación laboral o del patrimonio que tengáis.

PARA LOS RECIÉN CASADOS

  • Utilizad bien el dinero de la boda: si la mayoría de la gente que asistió a vuestra boda os regaló dinero, es importante que lo que os haya quedado se utilice de la mejor forma posible. En este sentido, finiquitar posibles deudas puede ser una de las opciones más interesantes. En caso de no tenerlas, buscar productos de ahorro o de inversión es otra buena opción para sacar rendimiento a lo que obtuvisteis.
  • Decidid cómo realizar la declaración de la renta: una vez casados, es importante que analicéis si conviene realizar la declaración de la Renta de forma conjunta o si os resulta más interesante continuar haciéndolo de forma individual. Cuestiones como el salario de cada uno, si alguno de los miembros está en el paro o si se está pagando una hipoteca pueden ser decisivas.

COMENZANDO UNA FAMILIA

  • Pensado cómo cubriréis los nuevos gastos: con la llegada de un nuevo miembro a la familia, aumentan muchos gastos vinculados con su día a día pero, además, una vez termine la baja laboral de uno de los cónyuges, toca decidir cómo gestionar su cuidado: ¿preferís conservad vuestros trabajaos con la misma dedicación y pagar una guardería? ¿O resulta más económico que uno de los dos deje su trabajo (o reduzca su jornada) para encargarse de esta nueva tarea?
  • Si no lo tenéis, es hora de preparar el testamento: si aún no disponéis de un testamento, la llegada de un hijo es una buena ocasión para hacerlo y para dejar todo bien atado por si alguno de los dos falta en un momento dado.
  • Revisa tus prioridades: con la llegada de un bebé, es importante plantearse si hay que destinar una nueva partida para ahorrar con algún objetivo relacionado con su futuro. Por ejemplo ¿os gustaría que fuera a la Universidad? ¿O que pudiera realizar algún curso escolar en el extranjero? Si es así, es conveniente planificarlo cuanto antes y empezar a ahorrar con antelación. 

 

Gestionar%20la%20econom%c3%ada%20%20en%20pareja%202

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente