Domiciliaciones, recibos… Así cambiará la SEPA tus operaciones bancarias en febrero

Usuario Paga Una Compra Con Su Tarjeta

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Cta saving arrow cuentas
Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente
  • Nómina
  • Remuneradas
  • Corrientes
Compara ahora
Finanzas

La Unión Europea implantará en febrero de 2014 la “Zona Única de Pagos en Euros” (SEPA), un área común que implicará cambios en algunas operaciones, como las domiciliaciones, y abaratará los costes de trámites como las transferencias.

En menos de cinco meses, todos los europeos tendrán que familiarizarse con unas nuevas siglas: SEPA (Single Euro Payments Area). Esas cuatro letras, que traducidas al castellano significan “Zona Única de Pagos en Euros”, traerán algunos cambios a las cuentas corrientes o las tarjetas,  y a operaciones como las domiciliaciones o las transferencias. Además, este nuevo espacio común permitirá que todos los consumidores comunitarios disfruten de las mismas condiciones a la hora de utilizar estos mecanismos.

Por qué y para qué se crea la SEPA

Las autoridades europeas han justificado la creación de esta zona única de pagos como un paso más tras la implantación del euro. Es decir, si un ciudadano puede pagar en cualquier país de la UE con la misma moneda ¿por qué no puede realizar sus pagos en las mismas condiciones? Por eso, el objetivo de esta iniciativa es que cualquier consumidor europeo tenga los mismos derechos y obligaciones a la hora de realizar este tipo de operaciones, esté donde esté.

A qué países afectará

A un total de 33 Estados: los 28 que conforman la Unión Europea, más Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega y Suiza.

Cuándo entrará en vigor

El 1 de febrero de 2014 es la fecha límite para que los instrumentos de pago nacionales (recibos domiciliados, Órdenes de Transferencia en Efectivo…) sean reemplazados por los nuevos instrumentos de la SEPA. Sin embargo, los proveedores de servicios de pago que estén en países que no tengan el euro como moneda oficial y los ciudadanos que realicen operaciones desde esos Estados, contarán con un plazo adicional para implementar la norma y tendrán de límite hasta el 31 de octubre de 2016.

Qué instrumentos de pago se podrán usar a partir de febrero de 2014

Con la implantación de la SEPA, desaparecerán los instrumentos de pago que existen en cada país y los 33 Estados afectados tendrán que empezar a utilizar tres únicas herramientas:

  1. Transferencias SEPA: serán las operaciones que se utilicen para enviar pagos. Estas nuevas transferencias tendrán que realizarse en un plazo máximo de un día hábil y no contarán con ningún límite de importe. Además, sus gastos estarán compartidos (algo que ya se está aplicando en España), es decir, quien emita la transferencia tendría que pagar los gastos que pudiera cobrarle su entidad y quien la recibe, lo que pudiera aplicarle la suya.
  2. Adeudos directos: es el instrumento que permitirá hacer un cobro en la cuenta de un deudor. O sea, es lo que hasta ahora se conocía como recibo domiciliado. Para este tipo de operaciones, la SEPA establece cuánto tiempo dispondrá el consumidor para pedir a su banco que devuelva un cargo: en caso de que la operación fuera incorrecta o no hubiera sido autorizada, el usuario contará con 13 meses para solicitar una rectificación; si el importe total no se conocía o supera lo que el consumidor esperaba, tendrá 8 semanas para dar marcha atrás. Estas dos medidas ya se habían comenzado a aplicar en España, al igual que la que regula que los bancos tendrán 10 días hábiles para devolver los cargos que se hayan rechazado.
  3. Pagos con tarjeta: con la implantación de la SEPA, todas las tarjetas (tanto de débito como de crédito) tendrán que incorporar un chip y pedir que el usuario autorice los pagos introduciendo un código PIN.

Qué otros cambios habrá en la forma de operar

La modificación más importante, a efectos prácticos, es la que afecta a la identificación de las cuentas bancarias A partir del 1 de febrero de 2014, dejaremos de ver en los extractos del banco, la libreta o los talonarios el llamado código CCC (Código de Cuenta Cliente), que será sustituido por el código IBAN (Código Internacional de Cuenta Bancaria). A día de hoy, cualquier consumidor ya puede consultar su nuevo código IBAN a través de su propia entidad bancaria o utilizando la herramienta disponible en la página web de la SEPA .

Qué beneficios tendrá para el consumidor

  1. Transferencias más baratas
    Gracias al nuevo espacio único de pagos, el coste de realizar una transferencia fuera de España es el mismo que el de hacer la operación dentro de nuestras fronteras, algo que ya se está aplicando en nuestro país. Por tanto, si tu entidad te cobra 0,20 euros por hacer una transferencia a otra cuenta española, tendrá que aplicarte la misma comisión si esa transferencia se hace a una cuenta francesa.
     
  2. Operaciones más transparentes
    Los consumidores lo tendrán mucho más fácil a la hora de saber qué comisiones les cobra el banco por sus operaciones de pago, ya que las entidades tendrán que cobrarlas de manera separada. Es decir, si un banco cobra 0,60 euros por cada transferencia y uno de sus clientes realiza una de estas operaciones por valor de 20 euros, no bastará con que le anote un cargo en su cuenta de 20,60 euros. Ahora tendrá que mostrar dos movimientos distintos, uno para cada concepto (20 euros y 0,60 euros). La legislación española se ha adelantado a la fecha límite del 1 de febrero y actualmente ya obliga a operar de esta forma.
     
  3. Más seguridad
    La gran mayoría de las medidas de la SEPA para aumentar la seguridad ya están en vigor en España, como los nuevos plazos para rechazar pagos incorrectos, o las restricciones a la responsabilidad del consumidor, que está limitada a 150 euros en casos de operaciones fraudulentas, como los cargos a una tarjeta robada. A partir de febrero, el cambio más importante será el que afecta al chip y al código PIN que tendrán que marcar los consumidores antes de realizar un pago.

Fuentes: Banco de España, SEPA España

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Cta saving arrow cuentas
Ahorra hasta 250 euros cambiando tu cuenta corriente con Kelisto
  • Nómina
  • Remuneradas
  • Corrientes
Compara ahora
Finanzas