Bancos extranjeros en España: ¿mi dinero está seguro?

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente

Banco Pichincha, ING Direct, Novo Banco, Deutsche Bank… En España operan un centenar de entidades de origen extranjero y es posible que, en alguna ocasión, te hayas preguntado si tu dinero está seguro en uno de sus productos. En Kelisto te damos la respuesta.

Hace algunas semanas llegaba a España Banca Farmafactoring, una entidad que lleva 30 años operando en el mercado italiano y que ha aterrizado en el mercado nacional con la Cuenta Facto, un producto de ahorro formado por una cuenta corriente y un depósito a plazo con el que el consumidor puede llegar a obtener hasta un 2% TAE.

Cuenta Facto (36 meses)

Cuenta Facto (36 meses)

Banca Farmafactoring S.p.A.

Más detalles Menos detalles

Importe mínimo
10000,0 €
Obligación domiciliar nómina o pensión
No
Obligación domiciliar recibos
No
Comisión mantenimiento semestral
-
Comisión administración semestral
-
Liquidación de intereses
Vencimiento
Para nuevos clientes
Para antiguos clientes
No

Esta jugosa rentabilidad, sumada a que su nombre puede sonarte a chino, puede hacerte desconfiar sobre la seguridad de esta entidad, lo mismo que ocurrió en 1999 cuando ING Direct apareció en España con su Cuenta Naranja, un producto que también contaba con una atractiva retribución y que, además, no cobraba comisiones.

Cuenta Naranja

Cuenta Naranja

ING Direct

Más detalles Menos detalles

Importe mínimo
0,0 €
Obligación domiciliar nómina o pensión
No
Obligación domiciliar recibos
No
Comisión mantenimiento semestral
0 €
Comisión administración semestral
0 €
Liquidación de intereses
Mensual
Para nuevos clientes
Para antiguos clientes
No

Además de Banca Farmafactoring e ING Direct, en España operan alrededor de un centenar de entidades extranjeras con distintas formas jurídicas, según los registros del Banco de España. Para que sepas en qué debes fijarte cuando oigas hablar de una que no conoces y los mecanismos que garantizan la seguridad de tus ahorros si decides apostar por sus productos, en Kelisto hemos analizado las cuestiones más importantes que deberás tener en cuenta.

Todas las entidades cuentan con la regulación del Banco de España

Lo primero que debes saber es que todas las entidades que prestan servicios bancarios en España cuentan con la supervisión del Banco de España. Es decir, todas aquellas que pueden captar depósitos de los consumidores están vigiladas por el supervisor patrio, ya sean nacionales o extranjeras. Dentro de los bancos foráneos, esta supervisión afecta a las dos modalidades que, jurídicamente, pueden funcionar en el mercado nacional:

  • Las filiales de las entidades bancarias extranjeras: es decir, las que actúan de forma independiente a su matriz, son blancos de pleno derecho y tienen una ficha en el registro de entidades del Banco de España: por ejemplo, Banco Finantia Sofinloc, Banco Mediolanum, Banco Pichincha o Deutsche Bank.
  • Las sucursales de los bancos extranjeros en España, que no tienen ficha propia, como Banca Farmafactoring, ING Direct o Novo Banco.

Ahora bien, aunque las distintas modalidades de bancos extranjeros que operan en España son tratadas de igual forma a la hora de su supervisión, no ocurre lo mismo con las garantías que ofrecen para sus depósitos y, sobre todo, con lo relacionado a quién ofrece ese respaldo económico.

¿Qué coberturas tienen los depósitos?

En general, el dinero que los consumidores tienen en los bancos que operan en nuestro país está protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos. Este mecanismo respalda dos tipos de depósitos:

  • Depósitos “dinerarios”, es decir, dinero contante y sonante que un cliente tenga en una o varias cuentas corrientes, cuentas de ahorro o depósitos a plazo fijo.
  • Depósitos en valores (como acciones o bonos) que hayan sido confiados a un banco. Eso no significa que se cubra la pérdida de su valor: es decir, no protegen en caso de que una acción caiga en bolsa, pero sí garantizan que, si un consumidor tiene acciones en una cuenta de valores y su banco quiebra, pueda recuperar el valor que tenían esos títulos.
  • En cuanto al dinero que protege, este mecanismo cubre hasta 100.000 euros por entidad y titular para ambos tipos de depósitos: es decir, existe una cobertura de 100.000 euros para depósitos en forma de dinero y otros 100.000 euros para los que acumularan valores.

    Hay que tener en cuenta que esos 100.000 euros se contabilizan por banco: si un cliente tiene 100.000 euros, por ejemplo, en la Cuenta Nómina de Bankinter y otros 100.000 en la Cuenta Self de Self Bank, ambas cantidades estarían respaldadas. Por tanto, nunca es recomendable disponer de más de 100.000 euros en una misma entidad: lo mejor es diversificar los ahorros y colocarlos en diferentes bancos para asegurarse de que todos ellos cuentan con la máxima protección.

    Por otro lado, no hay que olvidar que los 100.000 euros son una protección que se contabiliza por titular. Por tanto, si una cuenta tiene dos titulares, la garantía total sería de 200.000 euros.

    Los bancos extranjeros ¿forman parte del Fondo de Garantía de Depósitos?

    La Ley obliga a que todas las entidades de crédito españolas formen parte del Fondo de Garantía de Depósitos. Ahora bien, en el caso de las entidades extranjeras pueden suceder tres cosas:  

    1) Que se trate de filiales de bancos extranjeros

    Las filiales de bancos extranjeros, al actuar de forma independiente a su matriz, tienen la obligación de formar parte del Fondo de Garantía de Depósitos español, igual que cualquier entidad de origen patrio.

    2) Que se trate de sucursales de bancos de países de la Unión Europea:

    Cualquier banco de la Unión Europea cuenta con el mismo respaldo que las entidades españolas: es decir, los fondos de garantía de los países comunitarios también cubren 100.000 euros por entidad y titular. Por este motivo, la ley deja libertad para que sus sucursales en España se adhieran al Fondo de Garantía de Depósitos o para que permanezcan en los de sus estados de origen, algo que sucede en la mayoría de los casos.

    Ese es el caso, por ejemplo, de Banca Farmafactoring, que funciona en España como una sucursal de su matriz italiana. Si un consumidor hubiera contratado su Cuenta Facto contaría con la protección del fondo de garantía italiano (el Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi), que también respalda 100.000 euros por entidad y titular.

    Cuenta Facto (36 meses)

    Cuenta Facto (36 meses)

    Banca Farmafactoring S.p.A.

    Más detalles Menos detalles

    Importe mínimo
    10000,0 €
    Obligación domiciliar nómina o pensión
    No
    Obligación domiciliar recibos
    No
    Comisión mantenimiento semestral
    -
    Comisión administración semestral
    -
    Liquidación de intereses
    Vencimiento
    Para nuevos clientes
    Para antiguos clientes
    No

    Lo mismo sucedería si un consumidor optara por la Cuenta Naranja de ING Direct. La entidad dispone de la protección del Sistema de Garantía de Depósitos Holandés y, por tanto, la cobertura también es de 100.000 euros por entidad y titular.

    Cuenta Naranja

    Cuenta Naranja

    ING Direct

    Más detalles Menos detalles

    Importe mínimo
    0,0 €
    Obligación domiciliar nómina o pensión
    No
    Obligación domiciliar recibos
    No
    Comisión mantenimiento semestral
    0 €
    Comisión administración semestral
    0 €
    Liquidación de intereses
    Mensual
    Para nuevos clientes
    Para antiguos clientes
    No

    3) Que se trate sucursales de bancos de países de fuera de la Unión Europea:

    Si un banco de un país que no pertenece a la Unión Europea funcionara en España mediante una sucursal, la ley le obligaría a adherirse al Fondo de Garantía de Depósitos en un caso determinado: si el sistema de protección de su estado de origen no respaldara la misma cantidad que está garantizada en el mercado español. En caso de que sí cubriera 100.000 euros en depósitos dinerarios y otros 100.000 euros en depósitos en valores, no estaría obligado a formar parte del Fondo de Garantía de Depósitos español.

     

    Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente