Abanca compra Banco Caixa Geral en España: ¿cómo te afecta?

Consigue las cuentas con más ventajas y menos comisiones
Imagen de banner
Los clientes Banco Caixa Geral en España podrían experimentar cambios administrativos y ciertas modificaciones en las condiciones de sus productos, aunque la integración de ambas entidades no se hará efectiva hasta 2019.

La filial española del banco público luso Caixa Geral ya tiene nuevo dueño. Ocho meses después de que se iniciara su proceso de venta, Abanca ha anunciado hoy que se ha hecho con Banco Caixa Geral S.A por un precio de 364 millones de euros. Este importepermitirá que la entidad de origen gallego sume 110 oficinas en 10 comunidades autónomas y más de 131.000 clientes. En total, los números de la entidad equivalen a volumen de negocio de 7.000 millones de euros.

En un comunicado, Abanca ha explicado que, tras ganar el concurso desarrollado por el gobierno portugués para adjudicar Banco Caixa Geral en España, se iniciará un proceso que permitirá obtener la autorización a la operación por parte de las autoridades correspondientes. Una vez culminado este trámite, comenzaría la unión de ambas entidades. Esto implicará, entre otras cosas, una compleja integración tecnológica. Este procedimiento que no se prevé que empiece hasta 2019, según han confirmado a Kelisto fuentes de Abanca.

Si eres cliente de Banco Caixa Geral en España y quieres saber cómo te puede afectar la fusión con Abanca, en Kelisto te contamos las consecuencias que puede tener una operación de este tipo. De esta forma podrás decidir si te merece la pena cambiar tu cuenta de banco.

¿Qué es Banco Caixa Geral?

Banco Caixa Genal nació en 1969 bajo el nombre de “Banco Industrial Fierro”, pero posteriormente fue modificando su denominación social. En 1975 pasó a llamarse “Banco de Finanzas»; en 1986, “Chase Manhattan Bank España”; y en 1991, “Banco Luso Español”. En 1991, la entidad fue comprada por Caixa Geral de Depósitos y una década después, en 2002, se fusionó con Banco de Extremadura y Banco Simeón (ambas fueron absorbidas por el Banco Luso Español). Pocos meses después de esta operación, la entidad pasó a llamarse «Banco Simeón y, ya en 2006, quedó inscrita en el registro mercantil con su nombre actual: «Banco Caixa Geral».

Consecuencias administrativas

1) Cambios en el número de cuenta

La primera consecuencia de la compra de Banco Caixa Geral es que la entidad comenzará a operar bajo la marca Abanca, tal y como han confirmado fuentes de la entidad de origen gallego a Kelisto. Antes de llegar a ese punto, uno los primeros cambios administrativos que experimentaría sus clientes sería el cambio en la numeración de sus cuentas, es decir, del IBAN.

Normalmente, cuando se producen este tipo de modificaciones como consecuencia de la integración tecnológica de dos entidades, el banco comprador es el que se encarga de reconducir a ese nuevo número de cuenta todos los pagos y recibos domiciliados que pudiera tener el cliente. No obstante, nunca está de más controlar que todos los cambios se han realizado correctamente. Además puedes facilitar a clientes o proveedores el nuevo IBAN para que no haya problemas con ningún cobro.

2) Cierre de oficinas

Abanca tampoco se ha pronunciado aún sobre la posibilidad de que la integración de Banco Caixa Geral pudiera conllevar el cierre de oficinas. Algunas de las 110 sucursales que incorporará se encuentran en provincias donde la entidad gallega no tenía presencia como Cáceres, Zamora O Palencia. Sin embargo, otras se encuentran en lugares donde ya desarrollaba su actividad, como Madrid, Barcelona, A Coruña, Lugo, Pontevedra y Ourense, y Valencia y Alicante, entre otras. Por tanto, no sería de extrañar que se llegaran a producir cierres en esas zonas.

Si llegado el caso, los clientes de Banco Caixa Geral se vieran afectados por el cierre de sucursales, Abanca tendría que encargarse de informar a sus usuarios de cuál es su nueva oficina de referencia.

Cambios en las condiciones de los productos

La fusión con Abanca de Banco Caixa Geral podría traer consigo la desaparición (o el cambio en las condiciones) de algunos de los productos que el banco de origen luso ofrecía en España. Eso sí, la forma de realizar esos cambios y la manera de comunicarlo a los clientes variarán en función del producto del que se trate.

  • Si los productos tienen fecha de caducidad, como los depósitos a plazo fijo, Abanca deberá mantener sus características hasta su vencimiento pero, llegado ese momento, podría cambiar las condiciones.
  • Si funcionan mediante un contrato indefinido –como pasa con las cuentas corrientes, las cuentas nómina o las cuentas remuneradas, así como con las tarjetas- , Abanca podría cambiar sus condiciones cuando quisiera, pero siempre que respete unos plazos que marca la ley. Según la normativa actual, si el cambio es a peor, la entidad tendría que avisar a sus clientes con dos meses de antelación, de forma que el usuario pudiera cancelar el contrato sin ser penalizado. Si la modificación fuera a mejor, los cambios se podrán hacer de forma inmediata.

Protección de los ahorros

Pese a ser un banco de origen portugués, Banco Caixa Geral SL es una entidad con licencia española. Por tanto, ya contaba con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos, un mecanismo que ofrece un respaldo de hasta 100.000 euros por entidad y por titular a quienes mantengan su dinero en cuentas o depósitos a plazo fijo.

En este contexto, un consumidor que hasta ahora tuviera parte de sus ahorros en Banco Caixa Geral y otra parte en Abanca, contaba con una doble protección: 200.000 euros de respaldo.

Con la fusión de Abanca con Banco Caixa Geral, la cosa cambiaría. Al pasar a convertirse en un único banco, la protección se reduce a 100.000 euros, algo que hay que tener en cuenta si el saldo que tenemos supera esa cantidad.

¿Qué pasará con los clientes con hipotecas o préstamos?

Para los clientes con un préstamo o una hipoteca pendiente, la adquisición de Banco Caixa Geral no tendrá consecuencias. Lo único que deberán hacer es seguir pagando su deuda con normalidad. Ahora bien, cuando culmine la fusión con Abanca, lo previsible es que lo hagan a la nueva entidad, en lugar de a la antigua.

¿Qué cuentas bancarias ofrece Abanca?

Si Abanca decide ofrecer nuevas condiciones a los clientes que tengan una cuenta nómina en Banco Caixa Geral, la primera opción con la que se encontrarán es la Cuenta Clara. Esta oferta, que forma parte de nuestros rankings mensuales de mejores cuentas nómina y mejores cuentas corrientes sin nómina, ofrece varias ventajas:

  • No cobra comisiones por mantenimiento, administración ni transferencias
  • Ofrece un regalo por domiciliar la nómina: 150 euros en efectivo si ingresas una nómina mínima de 600 euros y respetas una permanencia de dos años
  • Cuenta con una tarjeta de débito gratuita para siempre, y una de crédito que no tiene coste durante el primer año
  • Podrás sacar dinero gratis en los cajeros de Euro 6000, Bankia, Sabadell, Bankinter y Caja Ingenieros, aunque con limitaciones. La entidad ofrece cinco extracciones gratuitas al mes en todo el territorio nacional, salvo en Galicia, donde puedes extraer efectivo tantas veces como quieras
  • La Cuenta Clara está conectada a un depósito a seis meses que ofrece un interés del 0,15% si tienes la nómina domiciliada y del 0,05% si no la tienes. Cada mes, y de forma automática, Abanca transferirá a este depósito todo el saldo que supere los 3.000 euros. De esta forma podrás ahorrar sin darte cuenta.

¿Qué hipotecas ofrece Abanca?

En caso de que tengas tu hipoteca en Banco Caixa Geral, tus condiciones no cambiarán. No obstante, tras conocer la integración de ambas entidades, puede que pienses que Abanca puede ser una buena opción para financiar la compra de tu futura casa. En ese caso, debes saber que la entidad cuenta con una hipoteca variable y otra fija.

La versión variable de su préstamo para la compra vivienda es la Hipoteca Mari Carmen Variable, que aplica un interés fijo del 1,45% durante el primer año y, a partir del segundo, cobra euríbor+0,99%. No obstante, si la contratas a través de Kelisto, puedes hacerte con ella a euríbor+0,90%. Esto la convierte en una de las mejores hipotecas variables del mercado.

En cuanto al resto de sus características, la Hipoteca Mari Carmen Variable, cobra una comisión de apertura del 1% y permite financiar hasta el 80% del valor de tasación o de compraventa de una vivienda. Además, tiene un plazo máximo de amortización de 30 años. Para poder acceder a la oferta con estas características, Abanca exige domiciliar la nómina, contratar un seguro de hogar y uno de vida. Asimismo requiere realizar 24 compras al año con tarjeta (o compras por un valor de, al menos, 2.500 euros anuales).

En su versión fija, la Hipoteca Mari Carmen de Abanca tiene unas condiciones y exigencias muy similares a las de su oferta variable. En este caso, eso sí, el interés que cobra varía en función del plazo de devolución:

  • 2,05% para un plazo de 15 años
  • 2,39% a 20 años
  • 2,45% a 25 años
  • 2,49% a 30 años
Consigue las cuentas con más ventajas y menos comisiones
Imagen de banner
Noticias relacionadas
Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis
Comentarios