Santander endurece su plan “Queremos ser tu banco”

Shutterstock 177983168

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Cta saving arrow cuentas
Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente
  • Nómina
  • Remuneradas
  • Corrientes
Compara ahora
Finanzas

Banco Santander ha rediseñado su programa de cero comisiones ‘Queremos ser tu banco’, estructurándolo en tres niveles (Pre, Plus y Pro) para ofrecer diferentes ventajas a los clientes en función de su vinculación con la entidad.

Si eres cliente del Santander, o si estás interesado en contratar alguno de sus productos, te interesará saber que la entidad ha cambiado el plan Queremos ser tu banco – puesto en marcha en 2006 para suprimir las comisiones de servicio-- para establecer tres perfiles de clientes (Pre, Plus y Pro) y escalonar las ventajas según su grado de fidelización. Es decir, mientras más productos tengas contratados con el banco, mayores serán los beneficios (y viceversa), tanto en exención de comisiones como en condiciones preferentes en hipotecas y préstamos personales.

Para acceder al nivel más básico (Pre) hay que mantener un saldo medio mensual superior a 500 euros y cumplir uno de estos requisitos: tener domiciliada una nómina de al menos 600 euros o la pensión, ser estudiante universitario o tener más de 1.000 acciones del Santander depositadas en el banco.

Cumpliendo estas condiciones, no pagarás comisiones por administración y mantenimiento de cuentas, por transferencias y pagos de recibos -siempre que los hagas a través de banca online y cajeros automáticos-, ni por la emisión y renovación de la tarjeta de débito.

Los clientes Pre se quedan sin anticipo de nómina

Hasta ahora, con la domiciliación del salario, también se exoneraba al cliente de las comisiones por transferencias efectuadas de forma presencial en las oficinas y se ofrecía la  posibilidad de solicitar un anticipo de nómina. Sin embargo, para conseguir esos beneficios ahora es necesario pertenecer a alguno de los niveles superiores: Plus o Pro.

Para entrar en el nivel intermedio (Plus) el banco pide, además de tener 500 euros de saldo medio mensual, una de las siguiente vinculaciones:  lo que denomina “tu día a día” (domiciliar una nómina a partir de 600 euros y tres recibos, y realizar un mínimo de tres movimientos en las tarjetas de débito o crédito al trimestre), productos de ahorro (al menos 20.000 euros en depósitos, cuentas, fondos de inversión, etc) o productos de financiación (préstamos o hipoteca).

En este caso, los beneficios adicionales son la gratuidad de las transferencias y pagos de recibos a través de cualquier canal y la posibilidad de solicitar un anticipo de nómina de hasta 5.000 euros a pagar en ocho meses con un TAE del 7,008%.

Pro, el perfil más exclusivo

Si en lugar de cumplir una de las condiciones del nivel Plus, cumples dos, alcanzarás el máximo nivel de vinculación con la entidad (Pro) y te beneficiarás de otras ventajas. En concreto, tendrás gratis la tarjeta de crédito, aunque solo estarás exento de pagar la comisión de renovación si sumas operaciones por un valor superior a los 1.700 euros en el último año.

También tendrás cero comisiones por gastos de reclamación de posiciones deudoras por descubierto en cuenta (máximo 300 euros por cuenta) y bonificaciones en el tipo de interés aplicado en la contratación de hipotecas y préstamos personales, pudiendo reducir su coste un máximo de un 1% en el primer caso y del 3% en los créditos.

No obstante, hay que tener en cuenta que estas condiciones preferentes solo se aplicarán a las nuevas contrataciones y que, para conseguir la bonificación máxima, hay que cumplir más requisitos (contratación de seguros, planes de pensiones, tener productos de ahorro e inversión que sumen al menos 20.000 euros…).

Nuestra opinión

Vemos lógica la estrategia de segmentar a la clientela en función de su fidelidad a la entidad, pero en este caso sería más justo que los cambios se aplicaran solo a los nuevos clientes. Aquellos que en su momento basaron su decisión de pertenecer al banco en unas condiciones determinadas, pueden ver ahora que sus ventajas disminuyen al cambiar las reglas.

Si este es tu caso, revisa tu contrato por si tuvieses la posibilidad de efectuar una reclamación. No obstante, Santander subraya en las bases legales que los beneficios del plan “no tienen carácter de modificación contractual, por lo que no podrán considerarse consolidados para los contratos a los que afecta”. Además, se reserva la posibilidad de interrumpir la aplicación de todas o algunas de esas ventajas “en cualquier momento”, notificándolo al cliente con antelación.

En caso de que sus condiciones ya no te convenzan, ten en cuenta que son muchas las entidades que, a cambio de domiciliar la nómina, ofrecen múltiples ventajas: exención de comisiones, adelanto de nómina o rentabilidad extra… Recuerda que puedes consultar las mejores ofertas al mes en nuestro ranking mensual.

Foto: Gil C / Shutterstock.com

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Cta saving arrow cuentas
Ahorra hasta 250 euros cambiando tu cuenta corriente con Kelisto
  • Nómina
  • Remuneradas
  • Corrientes
Compara ahora
Finanzas