billetes de 50 euros

Los bancos tendrán que garantizar el acceso de todos los clientes a una cuenta básica

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente

  • Una nueva norma obliga a las entidades a favorecer el traslado de una cuenta a otro banco en un máximo de 13 días y a ofrecer información comparable y periódica sobre comisiones.

El Gobierno ha dado hoy luz verde a una nueva norma que trata de favorecer la inclusión financiera y mejorar la información que recibe el consumidor sobre el coste de los productos que contrata. Para conseguirlo, el texto se apoya en tres pilares fundamentales: el acceso universal a una cuenta de pago básica, la mejora de la transparencia y comparabilidad de las comisiones y la eliminación de las dificultades para el traslado de las cuentas bancarias.

Tal y como te contamos en Kelisto, esta normativa tiene su origen en la transposición de una ley europea aprobada en 2014: la directiva sobre la “comparabilidad de las comisiones conexas a las cuentas de pago, el traslado de cuentas de pago y el acceso a cuentas de pago básicas”. Al igual que ha ocurrido con la reforma de la ley hipotecaria, este texto ya debería haberse incluido en la legislación española hace tiempo pero el retraso en la formación de Gobierno provocó la demora de la tramitación.

Para que sepas cómo te afecta esta nueva normativa, hemos analizado los puntos básicos que podrían cambiar con su entrada en vigor.

Acceso universal a una cuenta de pago básica

El primer cambio importante que  traerá la norma aprobada hoy es la creación de un nuevo producto bancario: la “cuenta de pago básico”, que tendrá varios elementos diferenciales:

  • Tendrá que dar acceso a servicios como la apertura, utilización y cierre de la cuenta, el depósito de dinero, la retirada de efectivo (en el banco o en cajeros), la domiciliación de recibos, el uso de tarjetas de débito o prepago, y las transferencias
  • En caso de que tenga comisiones, estas no podrán superar la limitación máxima que establecerá el propio Ministerio de Economía y Competitividad
  • Deberá ser accesible para cualquier consumidor, salvo casos muy concretos: por ejemplo, si el cliente no facilita la información que le pida su banco sobre el riesgo de blanqueo de capitales o de financiación del terrorismo, o si la apertura de la cuenta es contraria a los intereses de seguridad nacional o de orden público

Información previa y periódica sobre las comisiones de las cuentas bancarias

Para mejorar la transparencia sobre los costes que asume el consumidor, la normativa determina que:

  • Los bancos tendrán que entregar a sus clientes un “documento informativo” sobre comisiones con “suficiente antelación” para que se analice, aunque no especifica qué plazos habrá que respetar.
  • Las entidades también tendrán que facilitar a sus usuarios cada año (y sin coste) un “documento informativo” sobre las comisiones que tendrá que pagar por su cuenta y por cualquier otro producto vinculado a esta.
  • Los bancos también deberán trasladar a sus usuarios, cada año (y gratuitamente) un estado de las comisiones en las que hubieran incurrido en el último año.

La norma no concreta qué tipo de datos deberán mostrarse en estos documentos ni en qué nivel de detalle tendrán que hacerlo, una tarea que ahora está en el tejado del Banco de España. Precisamente, el regulador también tendrá que poner en marcha una página web, de acceso gratuito, en que se puedan comparar las comisiones de todos los proveedores de pago.

A día de hoy, el Banco de España ya cuenta con una página web donde se pueden consultar las comisiones que cobran las entidades. Este sitio recoge comisiones percibidas “por operaciones y servicios más frecuentes”, pero no necesariamente los cargos que realmente se aplican al cliente o los importes máximos que se pueden llegar a cobrar.

Agilización de los plazos para trasladar cuentas de pago

 El tercer punto que aborda la nueva normativa tiene que ver con el movimiento de cuentas de una entidad a otra o, incluso, dentro de la misma. El texto determina que los bancos tendrán que garantizar que una cuenta se puede trasladar (dentro o fuera del banco en el que se hubiera abierto) mediante un proceso rápido, ágil y eficaz, y en un plazo no superior a 13 días, salvo que el cliente tenga algún cargo pendiente de pago. 

Ahora bien, el texto publicado hoy por el Ministerio de Economía no concreta en qué se traducirá dicha “agilidad” en términos prácticos. Además, tal y como verás en este análisis, las cuentas bancarias son relativamente sencillas de trasladar mediante su cancelación, un trámite que requiere de varias gestiones y, en algunos casos, del pago de comisiones si el cliente se había comprometido a respetar cierta permanencia.

Precisamente, respecto a la cancelación o cierre de las cuentas bancarias, la norma obliga a los bancos a permitir su clausura en 24 horas. Eso sí, con una excepción: que el consumidor tuviera contratado otro producto con la entidad para cuyo pago fuera necesario mantener abierta una cuenta.  

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente