Abanca estrena una política de comisiones que premia a los clientes con más vinculación

Abanca

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Cta saving arrow cuentas
Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente
  • Nómina
  • Remuneradas
  • Corrientes
Compara ahora
Finanzas

El programa “Cero comisiones” de Abanca beneficiará, sobre todo, a los clientes que domicilien su nómina, dispongan de un saldo medio de 500 euros en productos de ahorro y contraten otro producto adicional. 

Abanca estrena hoy su programa “Cero comisiones”, una nueva política de servicios gratuitos que afectará a más de un millón de clientes de la entidad y con la que se premiará a aquellos que mantengan un mayor grado de vinculación.

En general, la nueva propuesta de la entidad de origen gallego pasa por eliminar las comisiones más habituales (administración y mantenimiento de cuenta, retirada de dinero en cajeros, tarjetas de débito y crédito, transferencias, etc) de sus clientes sin exigir la contratación de un determinado producto o una permanencia específica.

En la práctica, lo que sucederá a partir de hoy es que Abanca creará tres “niveles de servicio”, es decir, tres perfiles de cliente que, en función de su “unión” con la entidad, disfrutarán de un determinado paquete de trámites o productos gratuitos, tal y como te contamos en Kelisto. Es decir, muchos clientes entrarán a formar parte de este nuevo plan de comisiones, pero no todos lo harán de la misma forma.

El primer nivel será el de los clientes más vinculados: aquellos que tengan una cuenta con nómina o ingresos regulares de, al menos, 1.500 euros al mes, más un saldo medio en productos de ahorro de 500 euros como mínimo. A eso habrá que sumar el cumplimiento de uno de estos tres requisitos:

1) Una hipoteca por un importe mínimo de 75.000 euros

2) Un préstamo o tarjeta de crédito por, al menos, 6.000 euros

3)  Un saldo medio mensual en productos de ahorro de, al menos, 20.000 euros

4) Dos seguros

Estos clientes no pagarán comisiones por mantenimiento y administración de cuentas, transferencias o por sacar dinero a débito en cualquier cajero del mundo. Además, dispondrán de tarjeta de débito y crédito gratuitas, y de un servicio de alertas vía SMS o email sin coste.

El segundo nivel estará integrado por los clientes que tengan el salario domiciliado (sin un mínimo específico) o ingresos regulares de, al menos, 600 euros al mes, más un  saldo medio de 500 euros en productos de ahorro. Quienes cumplan con estos requisitos no pagarán por el mantenimiento ni la administración de sus cuentas, tendrán una tarjeta de débito o de crédito gratuita (siempre que realicen 24 compras al año), y disfrutarán de transferencias e ingresos de cheques sin coste.

El tercer nivel será el de los clientes sin ingresos regulares, pero que operen a través de banca online o de cajeros, que realicen, al menos, 24 compras al año con tarjeta, que cuenten con el servicio de e-correspondencia y que tengan actualizada su información en la base de datos de Abanca. Estos clientes tampoco pagarán por mantenimiento ni administración de cuenta, ni por transferencias e ingreso de cheques ni por disponer de una tarjeta de débito.  

Por su parte, los jóvenes de entre 16 y 29 años tampoco pagarán por el mantenimiento y administración de su cuenta y podrán disponer de una tarjeta de débito con la que podrán sacar gratis de cualquier cajero de la Red Euro 6000 y realizar cuatro retiradas al mes en cualquier cajero del mundo sin coste.

Nuestra opinión

La eliminación de la comisiones siempre es una buena noticia para el consumidor. Sin embargo, a la hora de analizar esta nueva política de Abanca no solo hay que quedarse en el “gancho” de la promoción; también hay que revisar lo que la entidad exige a cambio. Su propuesta recuerda mucho a la que pusieron en marcha, en su día, Bankia (con su “Programa SIN Comisiones”) o Santander (con “Queremos ser tu banco”): dos estrategias para ofrecer más servicios gratuitos pero a cambio de exigir una fuerte vinculación que, en muchos casos, será difícil de cumplir para el cliente.

Frente a su largo listado de requisitos, otras entidades –sobre todo online- ofrecen políticas muy similares a cambio, tan solo, de domiciliar la nómina y los recibos, como sucede con EVO Banco, ING Direct o Self Bank. Esto demuestra que, antes de tomar la decisión de contratar una cuenta bancaria, es esencial comparar todos los productos que hay en el mercado y, sobre todo, prestar mucha atención a lo que dice su letra pequeña. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: Cuentas bancarias Abanca
Cta saving arrow cuentas
Ahorra hasta 250 euros cambiando tu cuenta corriente con Kelisto
  • Nómina
  • Remuneradas
  • Corrientes
Compara ahora
Finanzas